Nuestro correo

marujasaceleras@gmail.com

jueves, 27 de junio de 2019

GR-7 / E14, de Tarifa a Atenas

El GR-7 es un Sendero de Gran Recorrido que parte de Tarifa y llega a Andorra cruzando el territorio español, además forma parte del Sendero Europeo E-4 (Tarifa-Peloponeso). Como sendero de gran recorrido está balizado con señales rojas y blancas. Se trata del primer sendero de gran recorrido que se señalizó en España (se inició en el 1974); tiene un recorrido que sigue el levante peninsular desde una situación retirada de la costa. 

La comunidades por las que discurre son: Andalucía (con un primer tramo común y dos variantes posteriores), Murcia, Comunidad Valenciana y Cataluña, para terminar en Andorra.
Pero que no cunda el pánico, no lo hemos realizado... todavía.
Nos conformamos, esta vez, con una pequeña muestra; decidimos realizar el tramo desde La Iruela hasta Cazorla, añadiéndole unos cuantos km más.
Salimos desde La Iruela, ya cuesta arriba, para visitar su Castillo, que está situado el lo alto de una agreste peña, curioso el sitio y buenas vistas de los olivares cercanos.
Seguimos por el GR-7 en sentido Cazorla. Nuestra siguiente parada es la Ermita de la Virgen de la Cabeza, si has estado por la zona, es una edificación que destaca, tanto de día como de noche, ya que está situada en lo alto de una peña.
Seguimos el sendero y bajamos hasta Cazorla y allí nos encontramos en plena festividad del Corpus Christi, ya el día anterior "participamos" en la Tragantía, una leyenda que cuenta como la hija de un rey moro se convertía en mitad mujer, mitad lagarto.
Con deciros que a las 2 de la madrugada estábamos escuchando esta canción en  el Castillo de Yedra:
Yo soy la Tragantía
hija del rey moro,
el que me oiga cantar
no verá la luz del día
ni la noche de San Juan.
Cruzamos Cazorla con cuidado de no pisar sus calles engalanadas con serrín y nos dirigimos al inicio de nuestro real objetivo: el Río Cerezuela.
La ruta no tiene dificultad y es apta para todos. Comienza en la Plaza de Santa María y enseguida nos adentramos en una senda con mucha vegetación.
Tiene bastantes puentes de madera que van sorteando lo agreste del terreno y al mismo río.
De vez en cuando una poza de agua nos alegra el recorrido.
Y como ya había hambre, terminamos nuestra excursión, volvimos a La Iruela y nos tomamos dos buenas isotónicas a base de cebada.
Hasta la próxima.

martes, 25 de junio de 2019

MaruRutas: Río Borosa

Aunque por nuestra zona hay rutas parecidas, apetecía aprovechar este "finde" y, decidimos volver a la Sierra de Cazorla, la última vez que estuvimos todavía cambiábamos pañales... ¡¡¡¡el tiempo no tiene piedad!!!!
Un par de días tenemos y empleamos el primero en volver al Río Borosa, pero esta vez, hasta su nacimiento. En total han sido unos 22 km. con unos 3000 m. de desnivel acumulado.
Para llegar al inicio de esta ruta tienes que llegar a la Torre del Vinagre, por cierto, párate allí un poco y admira los magníficos ejemplares de secuoyas. 
Frente a este edificio hay una carretera que te lleva a una piscifactoría, allí hay suficiente aparcamiento y es el inicio de la ruta.
Una de las características de esta ruta es que se puede dividir en tramos y cada uno de ellos es apto desde nivel "novato" hasta nivel "pro".
Su inicio es una pista sin desnivel apenas junto al cauce del río, si eres un poco del "norte" ya puedes ir aprovechando y darte un remojón junto a las truchas.
A unos 3 km. del inicio tenemos el Arroyo de las Truchas, un "afluente" del Borosa. Llama la atención la "bravura" del agua descendiendo. Hasta aquí no hay ningún problema, este sería el Tramo nivel "novato".

Pero te recomiendo que no te vuelvas todavía, lo más llamativo de esta ruta es la Cerrada de Elias.
La Cerrada de Elías es un encañonamiento natural del río por la que transcurre una antigua senda de pescadores de gran riqueza geológica y vegetal digna de toda atención, pues, encierra especies rupícolas únicas como la Pinguicula vallisneriifolia, planta carnívora que crece en los roquedos húmedos de este paraje.
La salida de la Cerrada está a unos 4 km. del inicio, así que si no eres de mucho andar, mejor que te des la vuelta aquí.
Si eres un poco más que "novato" sigue hasta la Central eléctrica, a unos 7 km del inicio, en nuestra anterior visita ahí vimos una cascada espectacular, este año supongo que habrá sido más seco y de nada de cascada.
A partir de la Central ya debes ser casi "pro", la senda se hace menos llevadera y la pendiente se incrementa.
Pero las vistas se lo merecen y, como ya he comentado, si aprieta el calor siempre te puedes ir remojando aquí y allá.
Llegamos a unos túneles por los que discurre un canal que lleva el agua hasta la Central, su paso no tiene dificultad, aunque es recomendable llevar algún tipo de luz.
A la salida de los túneles tenemos una pequeña presa que retiene el agua de la Laguna de Aguas Negras, atravesando esta presa podemos llegar hasta la Laguna de Valdeazores, pero oímos a un grupo que venía de allí decir que se los "habían comido los mosquitos", así que decidimos seguir hasta el Nacimiento del Borosa.
Y aquí se acaba el camino, después de un ratico de disfrute en este bonito paraje volvimos por el mismo sitio.

viernes, 17 de mayo de 2019

Maratón de Madrid

Esta crónica comienza a escribirse antes de que llegue el día, antes de que ni siquiera comencemos a correr, antes de prepararnos para coger el tren que nos lleve a Madrid.
Porque mirando los mensajes del grupo de Watsapp Maratón Madrid, puedo encontrar más de 10 razones por las que no subir a ese tren, más de 10 palos en nuestra rueda, más de 10 excusas para haber abandonado nuestro reto y comienzo:
  • Convocatoria de elecciones generales el mismo día de la Maratón. Nos adelantan un día la fecha, nos fastidian los billetes de tren, nos volvemos locas para buscar otro hotel para alojarnos un día antes.
  • Pedir permisos en el trabajo, tramitar voto por correo…
  • Convocatoria de elecciones autonómicas
  • Una rotura del quinto metacarpiano (entrenamientos con escayola)
  • Una periostitis tibial
  • Caída en el primer entrenamiento de tirada larga por la sierra de Santa de Pola, con lesiones en rodilla y mano
  • Graves problemas de salud de familiares muy cercanos con ingresos hospitalarios (el corazón en un ay!)
Y seguro que se me olvida algo… (razón tenían mis compañeras que me decían: “apunta esto para la crónica Mª Del”)
Dice el profesor Luis Rojas Marcos, que según los epidemiólogos tocamos a dos adversidades serias por persona y vida, a nosotras se nos condensaron en los cuatro meses de preparación.
Pero la ilusión y las ganas pudieron con todo, en algún momento tuve dudas pero el día 26, las 8 subimos al AVE Alicante-Madrid puestas de chándals de las Marujas Acelerás y una camiseta que nos hicimos para el evento que lo decía todo: MARATÓN MADRID 2019 y nuestros nombres detrás en forma de rueda, rueda sin frenos, “pa lante”.
Y llegamos a Madrid, como un remolino con nuestro jaleo, arrastrando maletas por las calles e intentando seguir el Google maps.
Yo cámara en mano, quería hacer muchas fotos. Fina Mari que era su primera vez en Madrid, ve los leones del Congreso. Foto. En algún momento yo suelto mi maleta y me dispongo a hacer la foto con los leones. Retomamos rumbo y me doy cuenta de que ya no llevo la maleta. Comienza mi carrera por Madrid, empiezo a correr deshaciendo el camino y se me pasan mil cosas por la cabeza: “mi maleta en la puerta del Congreso el día anterior a unas elecciones… Ahora mismo están los Tedax examinándola”, el corazón se me sale por la boca, pero suena el teléfono y me dicen que mi maleta la lleva mi hermana, uf…continuamos.
Llegamos a IFEMA a recoger los dorsales, en grupo todas de rojo, se acercan a nosotras, deben pensar que somos algún equipo olímpico (sub 21), nos regalan bolsas de Benidorm, camisetas de la Maratón de Cuba, medallas de carreras que no hemos corrido, nos fotografiamos con nuestros dorsales con Chema Martínez, con mascotas, con algún conocido, en fin…todavía estando en IFEMA suena el teléfono de Espe, la llaman para trabajar (lo que faltaba).
Pues no va a poder ser caballero, nuestra guardia jurado favorita tiene que correr mañana una Maratón y le pilla lejos.
Regresamos para el centro a comer, embutidas en un vagón de metro, he de confesar que alguna se coló gratis, que quede entre nosotros.
Y llega el gran día, madrugamos y nos tomamos nuestras cosicas para desayunar, en el hotel tomamos un café y nos dirigimos hacia la salida, estamos felices. Hace un día espléndido, el sol pega con fuerza, Madrid está bonito a rabiar. La alcaldesa da el pistoletazo de salida y nosotras salimos juntas al ritmo de la música, llevamos el rock and roll en el cuerpo y saltamos y bailamos, porque nos ha costado mucho estar ahí y lo sabemos, el sólo hecho de realizar la salida ya es motivo de celebración.
Vamos juntas los primeros 12 km, a partir de aquí sé que Conchi tiene un tropiezo y cae, pero continúa y nos alcanza, Gloria y Espe marcan su ritmo disciplinado, Susi pelea contra su periostitis tibial tirando de Reflex, Luisa como una tía dura que es, corre a pesar de lo que le pesa su mano, Fina Mari y Teresa van estupendamente, y yo las pierdo en el momento que… pero no voy a contaros los 42 km, comparto los momentos que recuerdo con sonrisa:
Teresa y yo bailando delante de las bandas de Rock, el momento que vemos a Ali, el paso por el Palacio Real en el momento en que estaban haciendo el cambio de guardia, la llegada al paseo del Prado cuando ya ves la Meta cerca y la gente te dice palabras bonitas que te llevan al final.
He de confesar que a partir del km 33, mis piernas hacían tramos andando porque el recorrido es duro, muchas subidas largas, ya me habían dicho que había elegido mal mi primera maratón, pero ya estaba en ese tramo final en que sabes que ya la tienes y oyes la música y ya no sientes dolor, sino felicidad.
Y cruzo la meta y me abrazo a Teresa y lloro. Lloro porque la emoción me sobrepasa, lloro por la alegría, lloro aliviada, por mí, por ellas, lloro por mi padre, por el tiempo que pasa, por las palabras no dichas, porque el cansancio y el esfuerzo hacen que todo fluya, que nuestras emociones también lleguen a su meta.
El salón de mi casa siempre estuvo lleno de trofeos, eran de mi padre, que fue un gran deportista, un luchador sobre todas las cosas, así que sin saberlo fue mi inspiración, mi reconocimiento y mi admiración es para él.
Lo que nos lleva a cumplir los sueños es nuestro amor hacia la vida y hacia los demás, eso fue lo que también hizo que las ocho llegáramos a la meta, pasara lo que pasara.
Gracias chicas, inolvidable Madrid.
María del Mar Ibarra

miércoles, 15 de mayo de 2019

101km de Ronda


Encarni y su afectado Fran, participaron en los 101 de Ronda, así nos cuenta como les fue:

Muchas cosas habíamos oído sobre esta prueba los 101km de Ronda que organiza la Legión Española, pero no nos podíamos hacer una idea hasta que no lo hemos vivido... Salimos para Ronda el viernes 10 de mayo, por la mañana, supercontentos y nerviosos porque el día está ya ahí!! la prueba se celebra al día siguiente... El paisaje es montañoso, con lo que me imagino que cuestecicas tiene la prueba.


Lo primero... venga a por el Dorsal no vaya a ser que no tengamos día!!
Menudo ambiente había!! Pasamos la tarde paseando por Ronda, por la Alameda donde estaba instalada la meta y haciendo fotos, como ya imagináis!!
Llego el día! La prueba no empieza hasta las 11 de la mañana, el sol picaba de lo lindo. Madre mía la que nos va a caer!! Y allí estábamos en el campo de fútbol una hora antes. Estaba ya a tope!!
Allí encontramos a amigos de aquí de Elche y de otros lugares de España, alegría al ver a superPaco, la humildad personificada del más grande del trail!!
No quiero alargar mucho que 101km dan para mucho y aún no he empezado!! El General de la legión pronunció unas palabras y se escuchó el "Novio de la Muerte", todo el mundo cantó!! Hasta yo!! Jijiji Superemocionante la salida!! Ahí vamos!!
Estamos casi de los últimos en la salida, vamos a acabar, no tenemos pretensiones de tiempos.. Hay un buen tapón, pero bueno, no tenemos prisa. Empezamos a correr calle abajo donde la gente se apiñaban para animar!! Impresionante!! Y nada más bajar el pueblo empezamos a ver cuestas, pues nada a caminar que esto es muy largo!!. Hablamos con otros participante y bromeamos!! Caminamos hacia el primer pueblo, Arriate, dando unas cuantas vuelta para hacer los 30km primeros de auténtico rompepiernas siempre subiendo y muy pocas bajadas... pero bueno llevábamos buen ritmo.
Pasamos rápido por los avituallamientos cogiendo lo preciso, vamos bien... En Arriate estaba todo el mundo en la calle, las terrazas llenas, refrescándose y nosotros "¡achicharraos!" un hombre salió no se de donde con unas cervezas en la mano y nos las ofreció ¡¡El mejor trago de mi vida!! No lo olvidaremos jamás!! Menudo subidón ni geles ni nada!!
No sabíamos lo que nos esperaba... una cuesta más larga que un día sin pan, allí fue donde empezamos a ver mucha gente afectada, mareos, vómitos, etc... (nosotros íbamos bien, bebiendo mucho líquido) seguimos en dirección a Setenil, es en el único tramo en el que nos encontramos un tramo más o menos llano y corremos, solo paramos a ponerme un compit, la bambolla ya se había reventado y me estaba fastidiando. Al fin llegamos a Setenil km 52!! Precioso pueblo y tal y como nos habían contado, la gente esta de fiesta, todo el mundo animando haciendo pasillo para que pasáramos ¡¡que fuerte!! Que subidón nos dio!! Ahí comimos algo, cogimos líquido y sin perder demasiado tiempo continuamos. Ahora hacia el cuartel km 70!! Madre mía que de cuestas!! Y una bajada solo una, pero de vértigo y larguísima corrimos lo que pudimos. Ahí encendimos los frontales. Llegamos al cuartel sobre las once de la noche. Nos tomamos un caldo y poco más sin llegar a sentarnos. Allí vemos a José Antonio que iba tocado. Y nos comentó que Jesús no continuaba. Quedaban 30km, los más duros!! Seguimos, no hay que enfriarse.
Lo próximo es Montejaque. Llegamos a la temida cuesta de la ermita, allí se me revienta otra ampolla en el otro pie... pero ni me paro, ya ni me duele!! La bajada a Montejaque peor que la subida casi vertical imposible correr sin despeñarte, al menos para nosotros. La sorpresa fue que tuvimos que volver a subir a la ermita por otra cuesta del estilo y volver a bajar por otra bajada peor que la anterior!! Era el km 83! Ya queda menos!! Deseando ver la cuesta del cachondeo!! Pero aún nos quedaban dos subidas interminables, y las bajada de toboganes pedregosas!! Ya vemos Ronda! Que alegría vemos el Tajo iluminado y empezamos a correr, no se de donde salió la fuerza!! Llegamos a la dichosa cuesta empedradas para rematar los pies! Caminamos rápido y cuando llegamos al asfalto empezamos a correr la meta estaba allí!! La cruzamos en 17h. 52' la emoción fue máxima!! Esta carrera es como la vida misma. Momentos de alegría, soledad, dolor, tristeza, cansancio, emoción y te pone a prueba a cada paso que das!! Mucho lo aprendido...
GRACIAS RONDA Y A LOS LEGIONARIOS QUE VELARON POR QUE TODO SALIERA BIEN, Y ASÍ SALIÓ UN 10!! Y POR SUPUESTO AGRADECER A MI FRAN POR TODO, HICIMOS UN EQUIPO PERFECTO!!!


jueves, 9 de mayo de 2019

Transilicitana 2019

1000 inscripciones, 899 participantes en la linea de salida, 658 en la de meta (149 mujeres y 509 hombres), 35% de abandonos, 9 avituallamientos, 24h, 100km (o 104, ó 105 que dice wikiloc, ó 107 que dice mi GPS)... todo esto son datos y números, pero al final, en este tipo de pruebas, el asunto va de personas, de compañerismo y, al mismo tiempo, de soledad, de alegrías y de tristezas...
La Organización nos anunció, un poco antes de abrir inscripciones que era la décima edición y que sería especial... que ojo tuvieron: cambios de fecha, de horario, de recorrido... ¡especial si que ha sido! y como ya sabéis muchos de vosotros, la Transilicitana es algo especial para este nuestro Cluss. Colaboramos de varias formas con la Organización: atendemos el tercer avituallamiento, "el de la comida", estamos presentes en la Bajada del Monte Castro, un afectado de este nuestro Cluss cede sus instalaciones como almacén y, además, participamos en la prueba. Prueba, que además, se celebra en Elche, nuestro lugar de residencia, esto nos da cierta "ventaja", ya que conocemos  y entrenamos en el recorrido, pero también añade cierta "presión", nos conoce "toermundo" y sientes cierta "responsabilidad".
Comenzamos recogiendo el dorsal el viernes por la tarde en el Palacio de Congresos. Sin problemas, ni colas, saludamos a un buen número de compañeros y nos dimos una vuelta por los stand que había.
El sábado, un poco antes de las 8h, nos reunimos para hacernos la fotico de Grupo, allí está Paco Ciclón, fotógrafo de Esto es Elche, así que aprovechamos.
Paseo de la Estación, lugar de salida, allí coincidimos con un buen número de amigos, así que foto por aquí y por allá. En esta tenemos a nuestra Maru Encarni Loaisa (que luego os afotaria en el Castro), juntando a parte de nuestros Desnortados Desaceleraos.
Como un Esteso Runner nunca corre solo, se nos une LaSobri. Este primer tramo ha variado varias veces, yo juraría que sufrió variaciones hasta el mismo viernes por la tarde, al final y debido a las lluvias de esta Semana Santa seguimos el trazado "de siempre" hasta la Presa del Pantano. Un poco antes de llegar a ella, alcanzamos a un corredor que nos pregunta quien mantiene este blog, nosotros mismos le contestamos... resulta que es Álvaro, de Pamplona. Hace algún tiempo nos pidió información sobre la prueba y mira por donde.... se nos une también y seguimos.
Llegamos al Pantano y, como ya he dicho que esto va de personas me aprovecho de nuestra amiga Marta Lozano-Marlogi y le copio su comentario:

Como en la vida misma... Que bonito es el principio y que aagggg es el final!!!
Transilicitana 2019: km6 con belleza y encanto, descubriendo un lugar precioso con el posterior paso por el Pantano... Que lástima que se quedara en eso!! Eso sí, ese trocito lo disfrutamos mucho visual y anímicamente!!
Pasarela sobre el Pantano, ¡la que ha liao el pollito!. Quejas hay sobre su utilización en esta prueba, parece ser que nuestro paso molestó a alguna asociación de Elche más que a la flora y fauna del lugar, en fín...
Vamos a ir abreviando para no alargar demasiado... Subimos el Tabaia y al bajar, primer avituallamiento, como siempre perfecto y bien atendido, cargamos agua para el siguiente tramo, que iba a ser durillo y seguimos.
El tramo de Monforte lo pasamos mejor de lo esperado, hace calor pero el aire nos lo hace más llevadero. Vamos bastante bien, charlando con Álvaro y LaSobri y con todo aquel que se pone a tiro... Llegamos al Tercer avituallamiento, el "nuestro" y pedimos el menú: tenemos de tó, "pa celiacos", "pa veganos", "pa los intolerantes a la lactosa"... y un afectado añade y mis bocata de tortilla si los quieres... pues no se hable más ¡¡¡que bien me sentó con una cerveza bien fria!!!
Arrancamos despacito y ¡¡¡me cachis en la mar!!! exclamo, ¿estás mal? ¿se te ha olvidado algo?... me preguntan, no, nada de eso, ¿es que no veis al primero? avanzaba por el Barranco de San Antón, llevando al de la bici con la lengua fuera, nosotros llevábamos 30 y pocos y él casi 70.
Granados y almendros nos acompañan en este tramo "de bajada" hasta el polideportivo de El Altet, pero nosotros sólo tenemos pensamientos para el Camino Los Quiles.
Que gente más maja, nos ofrecen como en otras ediciones café de "puchero" y "anticongelantes" varios, el mio un chorreón de "güisqui", y seguimos.
LLegamos a El Altet, y nos dirigimos a la Playa... ah, no, perdón. Eso fue en ediciones anteriores, este año Costas, siguiendo alguna norma que habrá por ahí, ha pensado que unos 500 "corredores" en fila india, hacen más daño a las dunas y a la flora y fauna del lugar que 25.000 bañistas todos los fines de semana de aquí a octubre, en fín...
Bueno, vamos acortando...
Avituallamiento de la "cena" o "mirindacena" en Angelet, allí nos espera Ignacio, Silvia y Africa con una "especial" charlamos un ratico con ellos y seguimos. Álvaro ha decidido relajar un poco y se queda detrás, el que sigue con nosotros es "Lorenzo".
Llegamos al Charly, ya vamos un poco afectados, aunque sabemos que vamos a tener raticos malos, tenemos la "certeza" que terminamos.
Y así fue.

La ruta:

Powered by Wikiloc

martes, 9 de abril de 2019

Vuelta a Rojales

Seguimos con las "tiradicas largas" con vistas a la Transilicitana 2019, esta vez nos desplazamos hasta Rojales para participar en una marcha a ritmo controlado.

Allí nos encontramos con un buen número de conocidos que pensaron lo mismo.
El recorrido tuvo su inicio en el recinto ferial y continuó por el río Segura, Cabezo Soler, Parque de El Recorral y Parque Natural de la Mata.
Debido a las recientes lluvias y a lo embarrado de algunas pistas, la Organización decidió variar la ruta  y, según nos comentaron después, nos "perdimos" parte de lo mejor del trayecto, pues nada, tendremos que volver en otra ocasión.
Cerca del Parque Natural de la Mata se instaló el primer avituallamiento, con agua y fruta.
A continuación el trayecto siguió por la urbanización Ciudad Quesada, el Paraje Natural del Hoyo Serrano, donde nos encontramos con otro avituallamiento.

Seguimos por Heredades, río Segura y vuelta al recinto ferial, donde disfrutamos de un tentempié.