Nuestro correo

marujasaceleras@gmail.com

lunes, 26 de junio de 2017

Trotada Fogueril, Kms x Hacer

"Déjà vu" o "deja vu" es un término francés que significa “ya visto”. El concepto describe la sensación que experimenta una persona al pensar que ya ha vivido con anterioridad un hecho que, en realidad, es novedoso.
Eso es lo que pasa con la Trotada Fogueril: más o menos mismos participantes, más o menos mismo recorrido (sobre 12km)... todo casi igual, pero todo diferente... así que repito la entrada del año pasado, ya que es válida cien por cien, y le añado el publireportaje de esos Monumentos de arte efímero, que como ya sabéis, ahora mismo no quedan ni las cenizas:
Sábado, 24 de junio, San Juan con "caloret"  incluido, la idea es ni más ni menos, que recorrer las calles alicantinas (a estas horas totalmente despejadas) visitando los monumentos fogueriles sin agobios ni apreturas y de paso hacer el entrenamiento del día.
El contraste es curioso, una panda de corredores, unas brigadas de limpieza intentando poner algo de decoro en las calles ¡que hay que ver como quedan!, unos cuantos que se retiran a dormir, otros que ya están durmiendo en las calles, parques, cajeros y unos cuantos que con el cubata en la mano se quedan "como plantaos" al vernos.
El recorrido es sencillo: seguir alSombrilla... doblamos una esquina y allí hay una Hoguera, unas fotos por aquí y por allá, unos comentarios rápidos y a por la siguiente...
Todos juntos y a ritmo suaveeee, fotico aquí fotico allá, y al terminar un baño y un almuerzo que me convalida hasta la cena. 
¡¡¡¡ Gracias Maite&Alberto por esta estupenda mañana!!!
 

lunes, 12 de junio de 2017

Cerrando el círculo

Hace más o menos un año realizamos la "no" travesía de Tabarca a Santa Pola, el precio pagado muy alto, menisco roto y cabreo monumental. Futuros planes truncados, como por ejemplo, realizar parte del Camino de Santiago.
Al final analizas por qué te ha pasado y llegas a la conclusión de que a parte de cojo también eres sordo, no has escuchado tu cuerpo, él gritaba que pararas, que lo dejaras descansar, que no se puede de manera continua estar entrenando como si prepararas una travesía  o un marathon, que la edad para eso ya pasó, que hay que disfrutar y saborear de lo que hacemos, sea poco o mucho y lo que no nos gusta y llena fuera.
Que nadie tiene la culpa más que tú, que eres el que quiere llegar a las olimpiadas de Tokio, y como dije al principio hoy vuelvo a aquel mar que yo culpé de mi fractura y con la ayuda de mis niñas la MamaLuisi y la MariEspe.
Vuelvo a nadar, a sentirme yo, a perdonar y perdonarme, y a creer que puedo con todo lo que me plazca, que seguiré con las zapas y con las brazadas... con mi gente a la que tanto quiero.
¡¡¡ Pos eso, ciclo cerrado!!!
Francesc Agulló

lunes, 5 de junio de 2017

Les Xosses

Seis son ya las ediciones de la Marcha y Carrera "Les Xosses de Crevillent", y en todas ellas este nuestro Cluss ha estado representado.
En la web del organizador nos explican que son les xosses: "Las Chozas de Crevillent son un importante patrimonio etnológico que despiertan un interés no solo desde el punto de vista arquitectónico, sino desde la propia antropología. Son construcciones rurales de piedra y tierra, de forma circular, que sirvieron como refugios y lugares de descanso para pastores, canteros y otra gente de la sierra".
La prueba parte de la Plaza de la Constitución y después de una pequeña vuelta por el núcleo urbano baja hasta la Rambla, este año por una nueva calle, y desde allí nos adentramos en el barranco hasta llegar a Els Pontes.
En ediciones anteriores, un poco después se "giraba" a derecha para subir por una senda PR que nos dejaba cerca de la primera choza, pero este año, y debido a unos yacimientos arqueológicos que por allí hay se ha "construido" un nuevo recorrido que la hace un pelín más corrible.
También se ha modificado  el retorno, quitando un poco de senda y añadiendo más pista.
Otra cosa donde cada año se va mejorando, es el acceso a la segunda choza, ahora da mucha mayor seguridad gracias a un "pasadizo encordado".
Por lo demás, quitando el pequeño tirón de orejas para la Organización debido a la falta de vasos en los avituallamientos, todo perfecto. Con los km justos, ni muy larga ni corta, que para las fechas en las que estamos donde el "caloret" ya se nota es de agradecer, desnivel "interesante" que la hace apropiada si se quiere empezar con la "montaña" y una magnífica bolsa del corredor.
Ah, una última reflexión: estoy pensando "seriamente" afiliarme al Club kmakm, hace nada un Jamón en el Cross de Carrús, en esta barril de cerveza... ¡que lo disfrutéis amigos!


Enlace al publireportaje

jueves, 1 de junio de 2017

El blog de Cristian

CRISTIAN TORRES ESQUITINO, nos presenta de este modo su blog:
“Todo tiene su comienzo, cómo cuando aquel día te calzaste por primera vez unas zapatillas de running.”
Corriendo desde Noviembre 16, queriendo ir, con mis líneas, un poco más allá de esta “locura” a la que cito cómo “Generación Running”. Generación que llena de ambiente ciudades de todo el mundo día tras día, y que para tal ocasión nace este blog, en el cual escribiré con el aprendizaje que utilizar wordpress sin ayuda externa conlleva, desde la humildad y para los runners auténticos, los de verdad, a los que se superan día a día, alejado de tecnicismos indescifrables y “escaparates” de ciencia ficción. ¡Será realidad 100% RUNNING!.


Coincidimos con él en el Cross de Carrús donde realizó un vídeo resumiendo la carrera, pasaros por su blog que el chico es majete.

lunes, 29 de mayo de 2017

Cross de Carrús



¡Buenas a tod@s!
Una año más las Marujas hemos estado muy bien represantad@s en este cross, al que nos une lazos afectivos, una de nuestras Marus y su afectado están en el comité organizador. 
Así que la mañana de ayer quedamos en la zona de juegos infantiles para hacernos la fotico de rigor, pero antes tuve que solventar una pequeña incidencia, al bajarme del coche me miré la zapatilla y comprobé que se me había olvidado el chip en  casa. Menos mal que la organización me prestó uno, aunque yo en un principio había decidido correr si él, mis compis me convencieron de pedir uno prestado. En fin que parezco novata.
Una vez nos hicimos un montón de foticos y compartimos con los amigos la charreta previa a la carrera, nos fuimos hacia la zona de salida. Aquí cada una tomó posiciones, las que iban a por premio se situaron delante y las que con llegar a meta sin sufrir mucho, teníamos bastante, nos quedamos en la cola de pelotón.
Dan la salida vamos hablando y saludando a los amigos que están en el recorrido. Pasada la zona del cementerio, bajamos un poco el ritmo, el calor y los kilómetros acumulados durante la temporada, pasan factura. Además la zona pica para arriba que no veas.
Así que sin prisas pero sin pausas, nos hicimos los 10k sin sufrir mucho. ¡Objetivo conseguido!
Y una vez más las Marus hicimos pódium subieron a por sus medallas, Teresa, Luisa, Conchi, Esperanza, Lola y nuestro afectado Gaspar.
Enhorabuena a la organización y voluntariado, un año más habéis conseguido que lo hayamos pasado muy bien.
¡Hasta la próxima amig@s!

lunes, 22 de mayo de 2017

Hoz del Huécar



XXX Carrera Hoz  del Huécar, Cuenca.
Un año más hemos vuelto a esta bonita carrera de 15 km, que nos gusta mucho, además volvía a ser un año especial, celebraban su 30 cumpleaños y han hecho camiseta  conmemorativa. Por supuesto como siempre que viajamos haciendo turismo runero, disfrutamos de la gastronomía local, ya que no solo nos gusta el deporte también el buen comer. 
Llega el domingo por la mañana, la organización pasa alertas por calor, nos pide a los corredores que nos hidratemos bien. Aunque amanece el cielo tapado, se espera altas temperaturas.
Al estar hospedados cerca de la salida llegamos a la Plaza de España 15 minutos antes de la salida que sería a las 9:30. Allí nos encontramos con Rafa M. Landete, que ha llegado desde Valencia.
Dan la salida, salgo con reservas, han pasado solo 20 días desde los 108 y todavía tengo molestias en la rodilla.
El primer km lo hacemos por el centro de Cuenca, para luego salir hacia la carretera de la Hoz, se pasa por debajo de las casas Colgadas y del puente.
Estos son unos 7 km, de falsos llanos y en los que vamos haciendo eses buscando las sombras de los árboles que hay a ambos lados de la carretera. Al llegar al desvío de la Cueva del Fraile llega la juerga,  empiezan las curvas y las cuestas. Decido bajar el ritmo, tengo mucho calor, aunque bebo agua llevo la boca muy seca. Vamos pasando una cuesta de detrás de otra, al llegar arriba la vista es preciosa, miras hacia abajo, ves todas las curvas y cuestas que has subido, a la izquierda en la sierra de enfrente la estatua de la virgen y delante el barrio antiguo.
Al que una vez que llegas ya sabes que es todo cuesta abajo, eso sí con mucho cuidado ya que todo es adoquinado, se pasa por la Catedral y la plaza Mayor, se sigue bajando por la calle Alfonso VIII, por aquí lo mejor es ir por el centro de la calzada ya que no hay adoquines. Al llegar abajo se cruza el puente y a 500 metros está la meta, en la plaza de España. Este año a pesar de salir reservona he batido mi marca, en esta carrera 1:28. Y mi rodilla se ha portado muy bien, a penas se ha quejado.
Por supuesto volveremos, la ciudad es preciosa, la carrera es muy bonita y siempre lo pasamos bien.

jueves, 11 de mayo de 2017

Carrera de la Dama y Corro y soy mujer

Ya tenemos plan para este sábado, 13 de mayo. 
"Corro y soy mujer" junto con la Carrera de la Dama han organizado una quedada en la Plaza 8 de marzo (lugar de la salida de la carrera, junto al Hotel Ibis en la rotonda de la fuente de la Ciudad Deportiva) para este sábado. Seguro que pasaremos un buen ratico.

martes, 2 de mayo de 2017

101km Peregrinos, Ponferrada


Este es uno de los retos al que hace años le teníamos ganas, pero que nos echaba para atrás la “jartá” de kilómetros que teníamos que hacer para llegar hasta Ponferrada, León. Pero mira por donde, este año el calendario se alía con nosotros y hace que caiga en el puente del 1 de Mayo, no nos pensamos ni dos segundos nuestra participación. Así que el viernes 28 a las 7 de la mañana estábamos sentados en el coche rumbo a tierras leonesas.
A media tarde ya estábamos haciendo un poco de turismo y buscando los sitios de tapeo que nuestro amigo Nacho nos había recomendado, por supuesto muy buenos. Aunque decidimos no pasarnos mucho pensando en la fiesta que nos esperaba al día siguiente.
Y llegó el gran día, llegamos al pabellón del Toralín a las 7:30, tenemos que dejar la bolsa para el cambio del 49. Además tienen que hacer control de chips antes de que entrásemos en la zona de salida. A las 8:30 dan la salida a los ciclistas participantes y media hora después salimos los corredores del ultratrail y el ultramaratón.
Los primeros kilómetros los hacemos por la ciudad pasando por la zona del castillo templario, salimos de la ciudad por el puente de Boello y atacamos las primeras tachuelas. Por supuesto la estrategia es la de siempre, subir cuestas caminando y trotar en las bajadas y zonas corribles.

Así que sin problemas pasamos los primeros pueblos donde están los avituallamientos, muy bien atendidos por los voluntarios que nos dan ánimos. Llegamos al 36, oigo que me llaman y veo que es Alo García, de Cartagena, con la que compartimos unos cuantos kilómetros contándonos nuestras cosicas.
Y llegamos a la comida y cambio de ropa, 49, busco asistencia médica, la pierna izquierda me ha estado dando follón, un poco de spray "milagroso" y me recupero enseguida. Aquí nos llegan las dudas sobre que ropa nos ponemos, en ese momento no hace mucho frío además son las 16:30, aunque sabemos que empezaba lo peor. Nos informan que en la cima del Ferradillo hace mucho aire y frío. Por lo que se nos disipan las dudas y salimos con la ropa de abrigo. Durante unos kilómetros nos molestó pero que al final descubrimos que fue la mejor opción.
Y empezó la fiesta de verdad, porque si hasta ese momento fue un sube y baja constante, pero sin muchas complicaciones, a partir del 53 empezaban los toboganes que nos tenían que llevar al punto más alto, El Ferradillo a casi 1500 metros de altitud, pero que hasta llegar a él pasamos varias tachuelas memorables. Además el viento fuerte hacía que el polvo que nos acompañó durante todo el recorrido se levantara y al meterse en los ojos los complicase todo aun más. Llegamos al 66, ya me he tenido que quitar varias veces las zapatillas por la tierra, pensaba que iban a salir ampollas, menos mal que eso no pasó.
Ya voy helada, el jefe me recomienda no parar mucho. Me tomo un café y un sándwich. Los soldados que están atendiendo el punto están tan helados como yo. El café me templa un  poco. Y empezamos a subir de verdad al Ferradillo, se hace interminable. Vemos la zona que se quemó la semana pasada, no entiendo como alguien puede hacer eso con algo tan bonito.
Nos toca sacar los frontales, ya que se nos echa la noche encima. La bajada del Ferradillo se me hace tan pesada como la subida, dos rachas de viento están a punto de tirarme al suelo. Durante buena parte de la noche vamos solos. El Jefe, me pregunta si había visto muchas mujeres de mi categoría, le contesto que no tengo ni idea ya que es algo que no me preocupa.
Seguimos atacando las tachuelas y llegando a los pueblos donde estaban los avituallamientos, en algunos espectaculares, con caldo contundente que templó el cuerpo y la mente. Además de muchas cosas típicas que pudimos degustar. Y llegamos al 90, empiezan las complicaciones. Mi rodilla derecha decide que ya tenía bastante por ese día, empieza a fallarme y noto como se va hinchando. El Jefe me pregunta si quiero retirarme, me niego, le digo que con un poco de réflex y con un ibuprofeno podía terminar, siempre y cuando no fuésemos muy rápidos. Así que los últimos 18 los hicimos a paso de tortuga. Como todavía quedaban tachuelas, cada subida se hacía interminable y cada bajada me mataba. Además ya nos acompañaba un fina lluvia, que si le daba por caer de verdad iba a complicar las cosas mucho, por la tierra suelta. Cuando empecé a ver los carteles que anunciaban los últimos kilómetros me vine un poco arriba. Así que una vez que entramos al paseo del río que sería el tramo final, me entraron las prisas por terminar. Después de 19:22 llegábamos los dos a meta. Habíamos terminado los 108 km según el GPS, (105km según el track de la organización, 35km subiendo, 35 bajando y 35 llaneando), con un desnivel acumulado de 7400m. Al final el Jefe se salió con la suya, quedé 3ª de mi categoría, pero no pude ir a recoger mi premio, ya que era a las 9:30  y me fue imposible levantarme.
La experiencia ha sido muy bonita, el haber podido disfrutar de un bonito paisaje aunque el trazado es "durillo". Corriendo por parte  del camino de Santiago de invierno, calzadas romanas, calzada real, por las Médulas. Pasar por la comarca del Bierzo, con sus pueblos y su gente que nos daban ánimos. En fin toda una experiencia.
Gracias a los voluntarios, tanto los militares como la gente del lugar, que vivió la prueba tanto como nosotros, daba alegría verlos en la noche,  en la calle, con una hoguera esperando a los participantes.
El domingo, cuando conseguimos salir "del coma" nos metimos entre pecho y espalda un cocido con su botillo y demás acompañamiento... pero eso es otra "guerra".