Nuestro correo

marujasaceleras@gmail.com

lunes, 4 de mayo de 2015

Carrera del Gato



Ana Mari (bajo la flecha) participó este domingo en la carrera del Gato, así nos cuenta como le fue:
Fotografía cortesía de GUILLERMO FERRÁNDEZ
“Casi acabo a cuatro patas y maullando cual gato panza arriba”
Después de mucho tiempo sin acudir a carreras con dorsal, (realmente la última que corrí fue la de “Mils camins i una meta” en noviembre) me dispuse este domingo a correr esta carrera en Elche de 10km que organizan para promocionar el comercio de la zona del Pla de nuestra ciudad.
Luisa me dijo: “corremos Espe, Conchi, Senén y yo, vente si no tienes nada” y realmente no tenía nada, me pareció un buen entrenamiento y compartir una carrerica con mis marus siempre me hace ilusión,” total sólo son 10 km”…ERRORRRR.
Fotografía cortesía de GUILLERMO FERRÁNDEZ
Empecé como siempre con sonrisas, ilusión y el subidón de la música, el dorsal, los 1000 corredores en la salida, de ver caras conocidas, el arco de salida, los besos, las fotos… y con la confianza de Luisa que me dijo nosotras tranquilicas, no tenemos prisa y así… arrancamos.
La primera parte me sentí genial, pero al bajar al río empecé a sufrir y aún quedaban km’s, no podía respirar, del calor que hacía, además de que el  polvo del cauce del río me pesaba como una losa, me secaba la garganta y me ahogaba…
Fotografía cortesía de GUILLERMO FERRÁNDEZ
Aunque ahí estaba mi Luisa, animándome sin parar: “vamos más lentas, quieres agua, me quedo contigo, no te voy a dejar…” un montón de frases y palabras que me iban calando y haciendo que siguiera para adelante.
La vuelta del río fue toda al sol y aún me agobié más… caminamos un poco para recuperar el aliento y sin darnos cuenta ya estábamos subiendo la cuesta del río. Allí nos esperaba el segundo avituallamiento y un subidón porque estaban de voluntarios Virtu con sus hijos y su hermano Alberto, Loli y África… esos ánimos fueron el toque que me quedaba para seguir hasta la meta. Llegamos a la plaza de Crevillente y desde ahí se veía ya el arco, la meta al fin.
Luisa me dijo ya estamos y casi sin darme cuenta estábamos allí abrazándonos y celebrándolo…
Está claro que pague la falta de entrenamiento que este invierno lo he hecho a trancas y barrancas y el día de calor plomizo que nos hizo, aunque eso no es lo importante, para mí lo importante es cómo sostiene este nuestro Cluss, como sientes que siempre está ahí, corras más o menos. Y sobre todo lo que importa es que ese día Luisa estuvo a mi lado sosteniéndome, animándome y acompañándome hasta la meta. Gracias Luisa.
Mucha alegría al final porque Conchi quedó primera y Espe segunda y porque todas juntas celebramos lo conseguido y por supuesto el Día de la Madre
Genial la organización y voluntarios Salva, Loli, Virtu, Alberto, Jorge, Alberto y África, me animasteis un montón y sentí vuestra fuerza para acabar
Con ganas de seguir, seguimos. Gracias a tod@s.

2 comentarios:

Senén dijo...

Algunas os tendríais que dedicar también al periodismo. Enhorabuena por la sufrida carrera y por la acertada crónica, no se podría expresar mejor.

paco dijo...

Estos, estos son los días que nos hacen fuertes jeje, y de aquí palante, tos así. Un saludico.