Nuestro correo

marujasaceleras@gmail.com

domingo, 2 de octubre de 2016

LOGROÑO-SANTIAGO-ZARAGOZA




Hola amig@s, 16 días de hacer kms. En coche, andando y corriendo (me faltó haciendo el pino jjj), voy a intentar resumirlo pues si no, puede hacerse eterno. Empezamos el viernes 10 de camino a Logroño para hacer la maratón que se corría el domingo 11 , llegamos a tiempo de recoger dorsales y dar una vuelta por esa bonita ciudad, al día siguiente Alberto hacía el maratón y yo 10k. no hay fotos pues salíamos de sitios y horas distintos, así que sin reportaje mío, nada más terminar Alberto, ducharnos y tomar algo ligero, nos pusimos camino de Luarca (Asturias) como recordareis el pasado año me caí y tuvimos que volvernos, pues éste año hemos empezado donde lo dejamos, ya llegamos un poco tarde por lo que no nos dio tiempo de ver mucho el lugar, pero lo poco que vi me encantó, sobre todo su puerto pesquero. A la mañana siguiente empezamos el camino desde allí hasta que llegamos a Ribadeo, que es el primer pueblo ya de Galicia, por el Camino del Norte, y por allí, no encontramos a nadie haciendo el camino, a partir de allí fuimos bajando y ya fuimos encontrando otros peregrinos, hemos hecho una media de 20kms diarios, hemos pasado pueblos muy bonitos y otros no tanto, hemos estado durmiendo en albergues particulares ya concertados o en pensiones ( los albergues públicos no me gustan, soy muy mayor para incomodidades) además la mochila la llevábamos muy ligera de peso para meternos en ellos. En cuanto llegamos a Arzúa que es donde se unen los caminos del Norte y el primitivo Francés ya empezamos a ver muchos peregrinos y un poco más adelante ya era una romería, gente de todas partes del mundo, unos con unas mochilas enormes y otros apenas con una mochilita de tela, ya que hay unos servicios de transportes de mochila que ya no hace falta llevarla a cuestas ( siempre que puedas pagarlo), nosotros hicimos algo un poco más engorroso pero que nos salió bien, cuando llegamos al pueblo veíamos los autobuses que pasaban para el pueblo anterior  y volvíamos a por el coche, en alguna ocasión tuvimos que coger un taxi  y en otras dos que fueron cortas  Alberto se volvió trotando a por él, así que cuando tuvimos que salir desde Santiago de Compostela a Zaragoza ya teníamos el coche allí. 

A Santiago llegamos pronto, nos dio tiempo de comer, descansar y ver el centro de la ciudad, la compostela no nos la dieron pues no quisimos hacer más de una hora de cola, pero lo que me convenció para no quedarme es que nos “amenazaron” que si no nos la hacían y solo nos ponían el sello de haber llegado, Nunca jamás en la vida nos la darían, jjjj (serán cabritos) así que pensé (pues os la metéis en el cul….) y con las mismas nos pusieron el sello y nos fuimos. A ver, cómo si no nos pidieron documentación alguna, si el año que viene con una credencial nueva y volviendo a hacer los últimos 100 kms. De nuevo si voy a que me la hagan van ellos a acordarse de mí?. En fin, cosas de la iglesia, por controlar los que llegan. El sábado tempranito cogimos coche y nos fuimos para Zaragoza, 800 kms de nada, llegamos por la tarde, recoger dorsales y nos acercamos ver a la Pilarica, gracias a que el alojamiento lo teníamos prácticamente al ladito, nada más cruzar el puente de piedra, no nos dio tiempo de pasar por el “tubo” la zona de tapas y cervecitas, pero tuvimos el suertazo de tener frente a la pensión un bar de Pinxos con unos precios muy buenos, bandeja con 7 pinxos a elegir entre un montón,  5 eurillos,  (así estaba de lleno), y al día siguiente Alberto el maratón y yo los 10 kms aquí si salimos del mismo sitio, la plaza del Pilar, aunque a distinta hora, luego ídem de lo mismo, después de una ducha y unos cuantos pinxos, carretera y manta hasta casa, esta vez son algo más de 400km, todo salió bien, no me caí, no tuvimos mal tiempo, excepto uno par de días al principio del camino y tampoco ningún contratiempo en el viaje. No he perdido ni un solo gramo, yo diría que vine más redondita y es que en Asturias ponen de comer como si fueras un camionero, los platos hasta arriba, en Galicia ya bajó un poco el listón, pero un poco, ya cerca de Santiago como por aquí, normal, y los precios tampoco muy baratos el menú Peregrino de 10 a 12 euros, así que si quieres comer todos los días de menú tienes que llevar un buen bolsillo. En resumen, un buen viaje, aunque un poco cansado, sobre todo por tanto coche. Hay mucho más que contar pero con esto os hacéis una idea.

Nota. Hay quién hace el camino por fé, otros por turismo diferente, éste último es mi caso, la verdad es que no creo que vuelva a hacerlo pero sí creo que merece la pena hacer algunos kms. de él, pues es diferente por lo menos a lo que tenemos por aquí. El camino del Norte es una preciosidad, pero también más dificultoso que el resto y más solitario, siempre es conveniente leer los comentarios del camino de las personas que ya lo han hecho, ayuda bastante.

Gracias y Bsos para tod@s

2 comentarios:

paco dijo...

El camino es una superexperiencia muy recomendable para todo el mundo y que en algun momento de la vida hay que hacer, siempre cuando se pueda, yo personalmente tengo unos muy buenos recuerdos. Un saludico.

Encarni Loaisa dijo...

Sensacional Maite...yo algún día iré!!